¿Quieres un fotógrafo para el bautizo de tu bebé?

¿Te conformas con las imágenes que algún familiar haya podido tomar? ¿No?

Entonces, necesitas un fotógrafo para el bautizo. Los momentos clave de nuestra historia de familia deben estar bien representados. Así como contratamos a un fotógrafo profesional para nuestra boda, para estar seguros de que todo ese esfuerzo económico se ve bien retratado y queda ahí para el recuerdo, las imágenes del bautizo de nuestros hijos deben ser igual de importantes.

Ellos os lo agradecerán más adelante, porque, como bien sabes, los recuerdos son un tesoro, y qué mejor recuerdo que un reportaje profesional de ese día especial. ¿Cómo estaba vestido? ¿Quién vino a celebrarlo con nosotros? ¿Dónde se celebró? ¡Mamá estaba radiante! ¡Mira qué pequeño estaba yo!

¿Cómo trabajamos en un bautizo?

Comenzamos en la casa familiar, en la que hacemos un pequeño reportaje al bebé que va a ser bautizado y si hay algún hermanito también se incluyen fotos suyas, claro. Retratamos cómo se prepara al bebé para ir a la iglesia y aprovechamos para hacer algunas fotos de familia que siempre vienen bien.

Después pasamos a la iglesia, en la que se hacen fotos de la conjunción de familiares fuera de la iglesia hasta el momento del comienzo de la ceremonia.

No importa si el bautizo es único o son varios los niños bautizados, nos las arreglamos para que tu reportaje sea único, como único es también nuestro vídeo, con sonido de la ceremonia.